Google+

El Cuadrilátero no es para cobardes

2

agosto 27, 2013 por laquehasliado

Frescor en la mañana

¿Cómo se percibe mejor el frescor de la mañana? Sencillamente madrugando y saliendo a la calle. Es un regalo que obtenemos todos los días y que alcanza su máximo valor en verano. Después de una noche de calor sofocante, la mañana nos obsequia con algo maravilloso de valor incalculable. Nuestro cuerpo se encuentra descansado, hemos dormido y nos encontramos llenos de energía para enfrentarnos a una nueva jornada.

Cuando tenemos que tomar decisiones de cierta o mucha importancia, casi nos encontramos como en esa noche en la que el calor nos agobia. Podemos poner algún remedio para disimular el problema del calor, (ventiladores, aire acondicionado, abanico) pero el problema seguirá esperándonos. Y cuando bajemos la guardia o nos cansemos (del ruido del ventilador, del frío que reseca del aire acondicionado, o nuestra muñeca del abanico) el calor irrumpirá de nuevo como un familiar pesado que ha decido quedarse con nosotros una temporada.

Y a la mañana siguiente, cansados y somnolientos por el “problema” no daremos pie con bola, teniendo un día cuesta arriba. Pero si nos detenemos a desenvolver el regalo que nos ofrecen todas las mañanas, veremos que hasta en las situaciones más difíciles, siempre tendremos una tregua. Un momento fresco que nos proporciona un instante a solas con nosotros. En esa pausa debemos emular el descanso de los boxeadores durante un combate. Sentarnos a respirar, hidratarnos con algo que nos estimule y escuchar los consejos que nos susurre nuestro entrenador interno.

tirar los guantesEn la vida no se trata de tirar los guantes, ni siquiera de amañar al combate con nuestro problema, arrojándonos al suelo al tercer asalto. Al problema se le planta cara con la aceptación de saber que vamos a recibir unos cuantos golpes. Vendrán unos que podremos esquivar con un giro de cintura (conocimiento, intuición, experiencia) y otros que nos dejarán casi sin aire por no verlos venir (traiciones, enfermedades, falta de dinero, sanciones, desengaño)

Los mejores boxeadores observan a su contrincante, van encajando los golpes y estudiando todos sus movimientos, y cuando descubren el punto débil golpean con toda su fuerza para dejar K.O. al adversario. Nosotros ante nuestros problemas, disponemos de nuestra pequeña silla en el cuadrilátero, llamada mañana. Esta silla nos permite que mientras paseamos o tomamos un café, descubrir la estrategia de nuestro problema y buscar el punto débil para golpearlo.

rocky balboa

Por ejemplo en mi experiencia como programador, diré que después de perder horas la tarde o noche anterior ante un problema informático, siempre era volver a la mañana siguiente fresco, para encontrar la solución en unos minutos. Con esto no quiero decir que la mañana no pueda solucionar tu problema si no eres informático. Solo quiero decirte, que las mejores decisiones se toman con la cabeza fría, y por la mañana. Cuando estamos al 100% de nuestra capacidad y encima la naturaleza nos apoya con una sensación física y sensorial agradable. Puede que en ese día no ganemos el combate, pero será un día más de resistencia donde nos habremos hecho más fuertes y acumulado más experiencia. Con cabeza y paciencia se ganan todos los combates, nunca tiréis vuestros guantes. ¡Al ring!

@by Rubén García Codosero

luchadora

A los problemas siempre hay que plantarles cara.

Anuncios

2 pensamientos en “El Cuadrilátero no es para cobardes

  1. jlsordo dice:

    Cuánta razón, tienes, Rubén! y efectivamente, tu hablas desde tu posición de programador, que es la que vives plenamente en tu día a día. Pero sí, las mañanas tienen ese efecto. A mí me pasa que, con la intensiva en verano y teniendo que entrar antes por la mañana, salgo prácticamente de noche, con un fresquito muy muy agradable donde yo vivo, y suelo mirar hacia el cielo, aún de noche, y esa tranquilidad, ese frescor, esa quietud… me dan la vida. Amen del sueño que me echo las horas previas. Muchas veces me acuesto con algún proble

    Por otro lado, me ha encantado la metáfora con el boxeo. Gran post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: