Google+

Nueva etapa

2

junio 24, 2012 por laquehasliado

El Jueves 21 de Junio de 2012 será uno de esos días especiales que para mí, permanecerá grabado en mi memoria en especial por dos motivos. El primero ha sido por la graduación de mi hija de primaria. En un acto público y abierto a los padres, hemos podido ver como se desarrollaba esta emotiva jornada. Todavía recuerdo su graduación de infantil con una sonrisa, al recordar sus canciones, sus bailes y el nudo en la garganta al oír a su antigua profesora despedirse de ellos y en esta ocasión como aquella, prometía. En un principio pensé que la cosa iba a ir un poco de lo mismo, pero según transcurría el acto, me daba cuenta que ahora era más especial. Se había hecho mayor para mí en cuestión de dos días, y mientras relataban como había sido su paso por primaria, sus profesores emocionados con los que se graduaban, iban presentando los bailes, las canciones, teatros y poesías. A ella se la veía disfrutar muy a gusto, me miraba y yo con los gestos de mi cara al estilo Groucho Marx la hacía reír en el escenario. El resto de niños también disfrutaban, hasta uno se mareo de los nervios y tuvieron que sacarle para animarle. Luego el muy salado volvió para estar con sus compañeros y nos comentó que estaba algo resfriado. Si el supiera, la de líderes de empresa que se hubieran desmayado con poner un solo pie en el escenario. El acto concluyó con las matrículas de honor y la entrega de notas. Como orgullosos padres diré que como recompensa a su esfuerzo y las tardes tan duras recluida en su habitación trabajando y estudiando, recibió de nota global sobresaliente y tres matrículas de honor en Educación Artística, Inglés y Lengua Española (que vale por dos para un padre escritor). Ahora está nerviosa y radiante de ilusión porque se imagina como será su vida en el instituto, donde irá directamente a la clase más avanzada con francés y alemán como “premio”. No dudo de que ella conseguirá sus objetivos por su constancia, esfuerzo y compromiso, pero quiero pensar que ha sido bueno que la habláramos con franqueza desde muy pequeña y siempre entendiera nuestras palabras. Una de ellas, la que más la he repetido, era estudia.

-Hija no importa si un día terminas trabajando en este país de cajera por novecientos euros, no importa. Lo que importa es que con tus estudios jamás nadie puede engañarte. Serás pobre, pero no ignorante. Pero creo que conociendo a su padre no se conformará siendo cajera. Podrá serlo perfectamente y si decide serlo con convinción la apoyaré, pero al igual que yo, a los dos meses soñará despierta y dejará ese empleo o el de cirujano para trabajar en lo que la apasione.

Womenalia

La otra cosa buena del día fue mi asistencia a Womenalia, donde tenía muchas ganas de compartir el día con mis amigas empresarias y emprendedoras. Quería ver al sacerdote supremo (como yo defino) del dios Google en España  Javier Rodríguez Zapatero, a las hermanas Elena, María y Natalia  Gómez del Pozuelo, y al gran Emilio Duró para contagiarme de su optimismo y cambiar el mundo o por lo menos el mío interno. Pero de verdad la ponente que más me aportó en este día tan especial, fue Irene Villa. Conocía su historia por la televisión (quién no la conoce) pero nunca de su viva voz. Su ponencia era, cómo superarse y con creces nos lo demostró. Nos contó como esa mañana iban a la colegio y después de haber oído la explosión que mató al teniente Francisco Carballar Muñoz y le comentaba a su madre por la posibilidad de que las hubieran puesto una bomba. Su madre dijo que eso se lo hacían a la gente importante y entonces estalló la bomba. La dieron por muerta y los servicios sanitarios se llevaron a su madre. La madre en el hospital y no tener noticias de su hija como quizás un escudo psicológico no quiso preguntar en tres días por ella. Hasta que su padre, la dijo que si no preguntaba por Irene. Ella dijo ¿Está viva? Y entonces la dio igual todo, quería estar con su hija y la montaron una videoconferencia que salió por televisión. Lo que me impactó, es como con la mentalidad de una niña y la fuerza de su madre, en vez de albergar el rencor y deseo más grande de venganza por lo que la había ocurrido, aparcó eso a un lado y la dijo a su madre, ¡ya está mamá! He nacido sin piernas. A partir de ahí y sin que nada del mundo la detuviera, con una sonrisa siempre empezó a tirar de su vida hacia adelante. Nos comentaba como otras personas sin piernas se rehabilitaban y como ella decía, “pues yo también puedo”. No entendía como ella tan pequeña, recibía tantos premios, menciones y felicitaciones, aunque luego comprendió, que ante la adversidad su sonrisa y constancia merecía todos los premios. Nos enseñó la foto con el premio que la otorgó Lady Di y que conserva en un sitio muy especial en su casa. Ha esquiado, buceado, parapente, esgrima y nada la ha detenido, nada. Porque yo creo que la vida es tan maravillosa, que si nos lo proponemos, conseguiremos con esfuerzo y constancia nuestras metas soñadas. Irene comentó que su sueño se cumplió el año pasado, cuando se casó. Y que ahora embarazada, su vida continuaría, con más ganas si cabe, luchando y disfrutando de su bebé y su vida.

Emilio Duró

Y ahora yo me pregunto. ¿Rubén dime? ¿Qué problema dices que tienes? Y sonrío. Me hubiera encantado abrazar con delicadeza a Irene por su vida y sus palabras, pero por temas del evento no pude hacerlo. (queda como objetivo  hablar con ella) pero sí puedo dedicarla estas palabras.

Irene, por primera vez en mi vida he sentido mías tus palabras. Tu alegría, tu motor de ilusión para saltar las barreras que te ha puesto la vida, es de elogiar hasta el más mínimo detalle. Se que no te detendrás por elogios, por cumplidos y felicitaciones, no, no lo harás. Creo que sabes que eres especial, que por ser tú misma, mucha gente seguirá tus pasos (te alegrarás de estas dos últimas palabras, seguro) y que como una líder de la vida, eres una de sus hijas destacadas, estás abriendo senderos, caminos de esperanza a muchísimas personas, y que mientras tu larga vida continúe, jamás dejes de saborearla, plantarla cara y disfrutarla. ¿Sabes Irene? Yo tengo una hija con doce años, la edad que tenías tú en tu atentando. Y que allí arriba en el anfiteatro a tu derecha, había un padre, haciendo tuya su historia. Me he emocionado y no he llorado con lo que transmitías, porque estaba rodeado de mujeres (ya sabes esa educación Hispana de ser más duro que Don Pelayo, aunque te hallas dado un martillazo en la mano).  Pero si te confieso que alguna lagrimilla me has arrancado.  Pero no por la tragedia, sino por ver tu espíritu como radiaba luz. Para explicarlo como un hombre y que me entiendan. Si Godzilla  hubiera arrasado el circo Price, y nos hubiéramos quedado todos atrapados, yo sé que tu habrías sido de las que no esperan el rescate y que dejando siempre al grupo pesimista que espera el rescate comandado por un amargado y no ve como las vigas ceden, tu Irene, eres de las que hubiera salido. No necesitas ningún rescate, ya que tú eres tu propio rescate, ¡Campeona!

Este verano, cuando esté tranquilo con mi hija, la contaré tu historia, la enseñaré tu foto y me encontraré en su cara una reacción. Sé que con tu ejemplo la voy a aportar una semilla que germinará en su interior, ya que como padre quiero siempre para ella lo mejor. Lo que tú me has aportado con tu vida, ha sido un sobresaliente con matrícula de honor. ¡Gracias por ser tú!

Y gracias a Womenalia por inspirarme a ser mejor. O quizás rompiendo esa tabla de los mandamientos de cómo debe de ser el varón ibérico bravura y hombría, pese a que causar sorna y burla, me atrevo a decir, ¡Gracias Womenalia por inspirarme a ser como las mujeres valientes! 😉

Irene Villa - Womenalia

Anuncios

2 pensamientos en “Nueva etapa

  1. Javier De Usera Rodríguez dice:

    Este país está repleto de gente trabajadora, como tú hija(enhorabuena!), gente optimista y motivadora, como Emilio Duró y gente luchadora, como Irene Villa. Cuando nos demos cuenta no habrá crisis que nos intimide.

  2. Anónimo dice:

    Gracias por hacerme sentir de nuevo orgulloso de ser tu amigo. Me ha encantado. Bss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: