Google+

Yo era un vivo muerto.

4

abril 23, 2012 por laquehasliado

La Kasa del MaquillajeEl domingo 15 de Abril, acudí con mi disfraz a una iniciativa que se desarrolla en Madrid una vez al año. Era la marcha zombi y tenía muchas ganas de asistir. Creo que fue hace dos años cuando lo vi navegando por internet y ya me atrajo bastante la idea. Me gusta esa temática y quería vivir en primera persona este evento. Llegamos sobre las cinco y después de aparcar el coche y descargar todos los bultos  para la coreografía nos dirigimos al centro de maquillaje de efectos especiales, La kasa del maquillaje organizadora de todo el “sarao”. La entrada al local ya era un desfile de personas desmembradas, sangre de mentira y heridas de cine.

Todo el portal y el centro de maquillaje estaban forrados desde el suelo hasta  las paredes de plásticos, para no manchar nada que no fuéramos nosotros. Las súper atentas maquilladoras te preguntaban qué es lo que querías. Tuerto, con una brecha, recién desenterrado, lo que se te ocurriera. Un abanico inmenso de posibilidades para auto mutilarse y pese a la carnicería había un buen ambiente en el local. Una vez hubo terminado la compañera zombi, salí a la calle con mi nueva personalidad, dispuesto a comerme el mundo o a algún transeúnte despistado. Es curioso porque había  personas ajenas al evento que se reían, pero había otros que con extrema seriedad pasaban ante hordas de zombis triturados como si fuera lo normal en su día a día. Me preguntaba en qué lugar trabajarían. En la plaza, un autobús de redbull amenizaba la espera con música de dj. Luego dos grupos de música hicieron bailar a muertos y vivos mientras llegaba la hora de la marcha. Como no había cazado a una víctima fresca, decidí entrar en una cafetería de la plaza, en busca de sustento. Como en una cripta viviente, los muertos que estábamos allí tomábamos un tentempié, mientras unos dejaban piernas y brazos en las mesas del local. El dueño del establecimiento hablaba con nosotros con normalidad, como si estuviera acostumbrado a servir en la Almudena o en algún otro sitio sacro.

Después iniciamos la marcha en metro, Zombis en el metrodigno de la serie de Walking Dead , asuntando a todo el que se nos cruzaba, eso sí,  los empleados de metro no paraban de sonreír. Llegamos a la puerta de Sol, y ante gritos de japonesas y otros turistas que disfrutaban de un tranquilo domingo, subimos “arrastrandonos” hasta la Pza. del Callao. Una vez que la banda estuvo lista, empezamos nuestro recorrido, con una marcha fúnebre muy parecida a Paquito el Chocolatero. En el trayecto se nos cruzó algún famoso de Telecinco, pero rehusó a hacerse fotos por si luego, supongo, las utilizábamos  de cualquier forma. Una vez terminada la marcha siniestra, cansados de cinco horas de quejidos y sustos a vecinos de la villa y corte, regresamos a casa muy felices y contentos. Mención de Honor para cerca de los 8OOkg. de alimentos que se recogieron en el evento.

Es curioso como una nueva iniciativa puede causar tanta diversión, poniéndonos de acuerdo a través de las redes sociales, sin promoción en ningún medio masivo. Al margen del carnaval, del día del orgullo, de las procesiones, cabalgata de reyes, de las fiestas patronales, se consolida  esta nueva iniciativa que nació con cero presupuesto, con cero de ayuda o subvención y con el enorme potencial de la red. Vino y se disfrazó quién quiso,  y pagó el maquillaje quién quiso maquillarse, todo con un enorme civismo. Por supuesto agradecer al Ayuntamiento de Madrid, Metro de Madrid y a otros patrocinadores no públicos su apoyo en esta sexta edición.

Marcha zombi 2012

No puedo evitar compararlo con las empresas, que ancladas ante el inminente cambio cada vez que oyen, twitter, Facebook, you tube, ponen cara de ver al mismísimo Freddy Krueger. Empresas que siguen gastando sus recursos económicos en cabalgatas de informes, en procesiones de evaluaciones,  en carnavales de comités. Ojo no digo que no tengan razón de ser y deban  ser retirados. Solamente quiero decir, que la nueva fuerza y libertad que nos traen las redes sociales, han venido para quedarse, para convivir con nosotros y aportarnos más y más valor, a los empleados solitarios y con ello al conjunto de la empresa. Los próximos meses veremos hordas de zombis en las empresas que intentarán dar su último bocado. Mientras tanto en la calle o en el trabajo, muertos que estamos muy vivos seguiremos disfrutando de lo nuevo que trae el progreso sin ningún miedo y con ello  la vida. Enhorabuena a todos los que proponen nuevas iniciativas y no se rinden ante lo establecido. ¡Mordiscos para todos!

(PD. Agradecimientos especiales a los amigos de 24-200 por sacar mi foto en su galería fotográfica)

Anuncios

4 pensamientos en “Yo era un vivo muerto.

  1. danieldiez dice:

    Pues yo solo te diré una cosa: ¡El año que viene me apunto!

  2. Anónimo dice:

    Gracias por venir y disfrutarlo con todo tu alma. Un abrazo.

  3. Pero cuantisima gente. Alucinante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: