Google+

El bono P@rques!

Deja un comentario

diciembre 19, 2011 por laquehasliado

Este sábado, como todos los años por estas fechas, acudí al Parque de Atracciones de Madrid a renovar mi bono anual, pues en esta alocada vida, de vez en cuando me dejo caer por el abismo o por la lanzadera. Me satisface realizar una de estas “proezas” y a la vez me permite evadirme por unas horas del mundo real y sus problemas. Como no podía ser menos éste año en la renovación hubo otra discusión verbal. Personas de lo más normal, que todos podemos encontrar por nuestras calles, se convierten en jueces y señores y se enzarzan en las más alocadas discusiones. En ésta ocasión se les antojó crear una única fila para solicitar el impreso de renovación y la misma fila para volver a entregarlo una vez cumplimentado. De nada valió que la gente se acercara a la segunda ventanilla vacía y solicitar un impreso a otro empleado que había para rellenarlo en las mesas dispuestas para ello. Un acto que llevaba 3 segundos por persona, hubiese durado con las cuatro personas que éramos, 12 segundos. Pues bien, la discusión duró 10 minutos por frases tipo: “espérese la cola, “no hay derecho”, “esto nunca se ha visto”, “no puede solicitar el impreso en esa ventanilla, para eso está esta fila” , “delante de mí no pasa”, “si quiere pasar antes que yo, hubiese madrugado más haber llegado antes” y cosas por el estilo. Debía ser una lógica no escrita o unas normas de Perogrullo que nadie entendía. Cuántas veces hemos visto cajeros en los supermercados vacios y otros con filas interminables. Benditos empleados de parques reunidos. ¿Cuántas de estas aguantarán todos los días? El año pasado en el zoo, otro energúmeno que quería trato especial por reservar por internet, pretendía saltarse la cola para acceder a sus bonos, increpó con malos modos y falta de educación a los empleados por tener que esperar, con esa actitud te dudar de quién tenía que estar encerrado en el zoo y quién fuera. Lo mismo me contó la chica que los renueva en faunia, llamarón a la policía por salir ella en su hora de comida y dejar con menos personal la oficina. Malos modos, aires de señores feudales, increíble. Anteriormente y en el zoo de nuevo, faltaban unas fotos y al personaje le falto subirse al mostrador como las panteras. ¿Qué le pasa a las personas con los bono parques? ¿Por qué al gastar su dinero en diversión para su familia se exige pleitesía y obediencia por parte del personal de los parques? ¿o quizás la mentalidad española de tener acceso libre al parque la veces que se quiera, nos da derecho a disfrutar de todas las atracciones, instalaciones y personas incluidas sin importar las formas? ¿Todo vale con solo adquirir el bono? Lo triste es que se quiere exigir lo que no les exigen a ellos en sus trabajos. Y por último me pregunto, cuando sea posible descargar el bono parques a nuestro móvil o tablet y no tengamos la tarjeta física del bono, ¿a quién van a gritar estos personajes?, ¿a su iphone?, ¿a su android? o ¿así mismos en el espejo?. Solo quiero enviar un gran abrazo a estos trabajadores que aunque parecen invisibles, sin ellos la felicidad de tantas familias no sería posible. Y ánimo, si trabajáis con fieras salvajes o con atracciones mecánicas, estos personajes son parte del decorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: